¿Qué son los Combustibles Fósiles?

Durante más de un siglo, la quema de combustibles fósiles ha generado la mayor parte de la energía necesaria para impulsar nuestros automóviles, impulsar nuestros negocios y mantener las luces encendidas en nuestros hogares.

Hoy en día, el petróleo, el carbón y el gas satisfacen alrededor del 80 por ciento de nuestras necesidades energéticas.

Los combustibles fósiles están hechos de plantas y animales en descomposición.

Estos combustibles se encuentran en la corteza terrestre y contienen carbono e hidrógeno, que pueden quemarse para obtener energía.

Ejemplos de Combustibles Fósiles

El carbón, el petróleo y el gas natural son ejemplos de combustibles fósiles.

El carbón es un material que generalmente se encuentra en depósitos de rocas sedimentarias donde la roca y la materia vegetal y animales muertos que se acumulan en capas. Más del 50 por ciento del peso de una pieza de carbón debe provenir de plantas fosilizadas.

El petróleo se encuentra originalmente como un material sólido entre capas de roca sedimentaria, como el esquisto. Este material se calienta para producir el aceite espeso que se puede usar para fabricar gasolina.

El gas natural generalmente se encuentra en bolsas encima de los depósitos de petróleo. También se puede encontrar en capas de rocas sedimentarias que no contienen petróleo. El gas natural se compone principalmente de metano.

Desafortunadamente, los combustibles fósiles son un recurso no renovable y esperar millones de años para que se formen nuevos depósitos de carbón, petróleo y gas natural no es una solución realista.

Desventajas de los Combustibles Fósiles

Los combustibles fósiles también son responsables de casi las tres cuartas partes de las emisiones de las actividades humanas en los últimos 20 años. Ahora, los científicos e ingenieros han estado buscando formas de reducir nuestra dependencia de los combustibles fósiles y hacer que la quema de estos combustibles sea más limpia y saludable para el medio ambiente.

Estas son algunas de las desventajas del uso de combustibles fósiles:

Degradación de la Tierra

Desenterrar, procesar y mover depósitos subterráneos de petróleo, gas y carbón tiene un costo enorme en nuestros paisajes y ecosistemas.

La industria de los combustibles fósiles arrienda vastas extensiones de tierra para infraestructura como pozos, oleoductos, caminos de acceso, así como instalaciones para procesamiento, almacenamiento y eliminación de desechos.

En el caso de la minería a cielo abierto, franjas completas de terreno, incluidos bosques y cimas de montañas enteras, se raspan y se destruyen para exponer el carbón o el petróleo subterráneos. Incluso después de que cesen las operaciones, la tierra lixiviada con nutrientes nunca volverá a ser lo que era.

Contaminación del Agua

El desarrollo del carbón, el petróleo y el gas plantea una miríada de amenazas para nuestras vías fluviales y aguas subterráneas.

Las operaciones de extracción de carbón arrastran la escorrentía ácida hacia los arroyos, ríos y lagos y vierten grandes cantidades de rocas y tierra no deseadas en los arroyos.

Los derrames y fugas de petróleo durante la extracción o el transporte pueden contaminar las fuentes de agua potable y poner en peligro ecosistemas oceánicos o de agua dulce enteros.

Emisiones

Los combustibles fósiles emiten contaminantes atmosféricos nocivos mucho antes de que se quemen.

De hecho, unos 12,6 millones de estadounidenses están expuestos diariamente a la contaminación atmosférica tóxica procedente de pozos de petróleo y gas activos y de instalaciones de transporte y procesamiento.

Las operaciones mineras generan partículas tóxicas en el aire que afecta a los propios mineros.

La minería a cielo abierto pueden liberar reservas gigantes de carbono que se mantienen naturalmente en la naturaleza.

Alternativas para los Combustibles Fósiles

Los combustibles fósiles son un importante contribuyente al problema del Cambio Climatico.

Afortunadamente, a medida que se ha desarrollado la investigación y se han realizado descubrimientos, se han puesto a disposición algunas excelentes alternativas.

Energía solar

La energía solar es definitivamente la fuente de energía alternativa más popular de los combustibles fósiles. Fue una de las primeras fuentes de energía nuevas líderes en investigaciones recientes.

La energía solar es la conversión de la energía del sol en electricidad confiable.

Esto es posible gracias al uso de paneles solares. El vidrio fotovoltaico y las células de las que están hechos los paneles son los que convierten la luz solar en energía.

Energía hidroeléctrica

La energía hidroeléctrica es una gran fuente natural de energía. Es posible gracias al uso de la energía del agua en movimiento. Durante muchos años se utilizó agua para ayudar a producir energía mecánica. Pero ahora, después de una extensa investigación, es una fuente líder de energía generada naturalmente.

La energía hidroeléctrica se basa en el ciclo del agua. La cantidad de agua que se drena en ríos y arroyos es un factor determinante de cuánta energía se puede acceder. Esto significa que en el caso de tales patrones climáticos, como la sequía, la energía hidroeléctrica se verá muy afectada.

Biocombustibles

Los biocombustibles existen desde hace mucho tiempo. Fue solo cuando entró en juego la introducción de gasolina y diesel baratos que se volvió aparentemente irrelevante. Sin embargo, sigue siendo una gran forma de energía debido a sus orígenes naturales e ilimitados.

Los biocombustibles pueden fabricarse de varias maneras diferentes. Por lo general, son producto de ciertas reacciones químicas, azúcares, fermentación u otras moléculas en las plantas. Esto puede dar como resultado un combustible que tiene el poder de impulsar automóviles y otros vehículos.

Energía eólica

La energía eólica es posible gracias al desarrollo de los aerogeneradores. Su proceso es muy sencillo. La energía que transporta el viento hará girar las hélices de la turbina.

El rotor dentro del eje principal luego hará girar un generador. Este generador es entonces capaz de crear electricidad. Una sola turbina eólica tiene una capacidad de 2-3 megavatios, que luego puede producir más de 6 millones de kilovatios-hora de energía por año. Esto es suficiente para alimentar aproximadamente 1.500 hogares. Cuanto más rápido sea el viento, más energía puede producir la turbina. Sin embargo, los fuertes vientos pueden obligar a la turbina a apagarse. Esto es para ayudar a prevenir cualquier problema de daño potencial por los fuertes vientos.

Sobre Jose manuel

Soy José Manuel, Profesor de Inglés y creador de soyprofe.org, un blog cuya misión es compartir lecciones y contenido para quienes desean aprender sobre una gran variedad de temas

SoyProfe.org

SoyProfe.org es un sitio para docentes y estudiantes y en este encontrarás contenido sobre una gran variedad de temas.

La misión del blog es convertirse en el mejor centro de recursos educativos

Contacto

Puedes contactarme por medio de los siguientes canales